LEÓN (Panthera leo)

Es sin duda el mayor de los grandes felinos de África y el segundo del mundo tras el tigre (Panthera tigris). El tamaño de los machos oscila entre los 2,5-3,3 mts de largo, incluyendo la cola, mientras que el de las hembras es más pequeño, entre los 2,3-2,7 mts. El peso de los amchos se situa entre los 150-230 kgrs mientras que el d elas hembras es bastante inferior, entre 120-160 kgrs. Los machos pueden alcanzar los 1,30 mts de altura en la cruz.

Los leones son sin discusión uno de los principales reclamos para los turistas a la hora de hacer un safari fotográfico. El mejor momento para su avistamiento suele ser a primerísima hora d ela mañana cuando el sol no aprieta aún o bien al anocher que es cuando generalmente entra en ancción y suele cazar. El resto del día se les puede observar dormitando bajo una acacia protegiéndose del intenso sol africano. Puede llegar a dormir hasta 16 horas al día.

A diferencia de otros grandes felinos, el león es totalmente social ya que vive en manadas de varios miembros constituidas por estrechos vínculos entre todos (normalmente tías, hermanas). Sólo cuando los machos crecen son expulsados por sus padres para evitar la endogamiamy condenados al exilio hasta que puedan tomar otra manada.
Ningún animal está a salvo del menú de este felino, ni siquiera los elefantes; aunque normalmente sus presas suelen ser cebras, ñues y búfalos. Algunos de los mejores lugares para su avistamiento son la reserva Masai Mara keniata, los parques Serengeti y Ruaha tanzanos, el parque Kruger en Sudáfrica, el parque Chobe en Botsuana o el cráter del Ngorongoro tanzano.

BÚFALO (Syncerus caffer)

Estamos ante una fuerza de la naturaleza con un carácter arisco que puede alcanzar una altura en la cruz de 1,70 mts y una longitud que oscila entre 1,70 y 3,40 mts. Los machos adultos pueden alcanzar los 800 kgs de peso. Es el mayor bóvido de África y, para muchos, es el más peligroso del llamado Big 5. Posiblemente sea el menos simpático de este selecto grupo pero su marcado carácter irascible aunado a la fortaleza del grupo hacen de este animal una bestia impredecible.

Suele tener costumbre gregarias sin grandes lazos territoriales y se desplazan por la sabana en gran número ( en ocasiones en grupos de miles de individuos). Salvo el león (y en ocasiones las hienas) un búfalo adulto carece de enemigos naturales. Poseen un apetito voraz y son capaces de beber hasta 30 litros de agua al día y recorrer grandes distancias en busca de pastos verdes. Su mayor arma es su poderosa cornamenta que nunca deja de crecer. En los machos más desarrollados puede llegar a superar los 1,5 mts. Un arma mortal hasta para los mismísimos leones. Su esperanza de vida oscila entre los 16 y 20 años.

Los mejores lugares para su observación son los parques ugandeses de Cataratas Murchison y Queen Elizabeth, los parques zambianos de Kafue y Luangwa del Sur, los parques tanzanos de Katavi, Tarangire y Selous, el parque Kruger sudafricano o el parque Chobe y el Delta del Okavango en Botsuana.

LEOPARDO (Panthera pardus)

Es el segundo mayor felino del continente africano después del león y el cuarto del mundo tras el tigre y el jaguar. Los machos pueden alcanzar los 90 kgs mientras que las hembras rondan los 60 kgs. Con unos caninos de hasta 5 cms afilados como dagas y una musculatura extremadamente desarrollada en su cuello, los leopardos son capaces de subir presas a los árboles de hasta tres veces su peso y salvaguardarlas de hienas y leones.

Con toda seguridad nos encontramos ante el felino más ágil y esquivo de todos. De hábitos predominantemente nocturnos, suelen pasar el día descansando en las ramas de los árboles donde se sienten más seguros. Gracias a su naturaleza camaleónica y a su enorme adaptabilidad este felino es hoy por hoy el más extendido y numeroso, pero aún así no es nada fácil su observación en un safari. Falsamente se ha atribuido a los leopardos negros dentrod e otra subespecie diferente llamándolos erróneamente panteras negras cuando la realidad es que son leopardos de color negro por un exceso de melanina en su piel.

Se han registrado hasta 90 especies diferentes que constituyen parte del menú de este felino, desde pequeños roedores hasta ñues de más de 250 kgs de peso. Casi nada es demasiado pequeño o demasiado grande para este super predador.

Los mejores lugares para su observación son los parques zambianos de Luangwa del Norte y Luangwa del Sur, los parques de Hwange y Mana Pools en Zimbabue, el parque de los Aberdares y la reserva de Masai Mara en Kenia, el parque Kruger y la reserva privada de Sabi Sand en Sudáfrica, el Delta del Okavango en Botsuana o el parque del Serengeti en Tanzania.

ELEFANTE (Loxodonta africana)

Seguramente no exista una criatura tan magnífica como esta animal sobre la faz de la tierra. Se trata del mayor mamífero terrestre del planeta. Los ejemplares africanos son significativamente más grandes que sus primos asiáticos. Un macho adulto africano puede llegar a pesar más de 7 toneladas y alcanzar los 4 metros de altura en la cruz con una longitud de hasta 8 mts. Las hembras son bastante más pequeñas. Los elefantes adultos carecen de enemigos naturales a excepción del ser humano.

Son animales dotados de una enorme memoria y una desarrollada inteligencia gracias a su enorme cerebro. Poseen un comportamiento social muy complejo regidos por una sociedad matriarcal (normalmente la hembra de mayor edad). Se mueven en grupos de, en ocasiones, hasta cientos de individuos. Los machos adultos por el contrario llevan una vida solitaria.

Perseguidos hasta casi su extinción por sus colmillos, hoy su número ronda los 600 mil en toda África aunque cada vez es más raro ver a los grandes Tuskers (elefantes con enormes colmillos). Algunos de estos colmillos han llegado a pear más de 100 kgs y medir más de 3 mts. Debido a su insaciable apetito (necesitan unos 200 kgs de comida al día) poseen una enorme capacidad para alterar el ecosistema que le rodea. Sin la injerencia del ser humano pueden llegar a vivir más de 60 años.

Los mejores lugares para su observación son los parques keniatas de Amboseli y Masai Mara, el parque Hwange en Zimbabwe, el parque Kruger en Sudáfrica, el parque Chobe en Botsuana o el parque de Ruaha en Tanzania.

RINOCERONTE (Diceros bicornis)

A día de hoy aún sobreviven 5 especies de rinocerontes, dos de las cuales se pueden encontrar en África: el rinoceronte negro (Diceros bicornis) y el rinoceronte blanco (Ceratotherium simum). El blanco es bastante más grande pudiendo alcanzar las 3,5 toneladas de peso en los amchos adultos mientras que el negro rara vez supera los 1500 kgs; el blanco también es más largo con una longitud que alcanza los 4,8 mts mientras que el negro oscila sobre los 4 mts. Además de las diferencias de tamaño, también son facilmente distinguibles por la forma de sus labios; el blanco posee un labio cuadrado mientars que el negro tiene forma triangular. Ambos ejemplares tienen una vista deficiente y se guían por el olfato aunque el carácter d euno y otro son bastante opuestos siendo el negro mucho más agresivo e irascible que el blanco.

Los rinocerontes son lo más parecido a un acorazado que existe en la naturaleza. Son unos auténticos fósiles vivientes ya que su aspecto apenas ha cambiado en casi 60 millones de años aunque su supervivencia, hoy más que nunca, corre serio peligro debido a la amenaza del furtivismo que persigue sin piedad a estos animales por su cuernos ya que en la medicina tradicional china le atribuyen propiedades afrodisíacas, pero la realidad es que están compuestos del mismo material que nuestras uñas, esto es, de queratina. Del ejemplar blanco apenas quedan unos 17000 ejemplares (el 90% localizados en Sudáfrica), mientras que del negro apenas sobreviven unos 4500 individuos.

Los mejores lugares para la observación del rinoceronte blanco son los aprques sudafricanos de Kruger y Hluhluwe-Infolozi, el parque keniata de Nakuru, el parque de Garamba en Congo, el parque de Hwange en Zimbabue y el parque Etosha en Namibia.

Los mejores lugares para la observación del rinoceronte negro son el parque Etosha y la región de Damaraland en Namibia, Mana Pools en Zimbabue, el cráter del Ngorongoro en Tanzania y los sudafricanos parques de Kruger y Hluhluwe-Infolozi.